El Corredor Mediterráneo cambiará las comunicaciones en España

El Corredor Mediterráneo cambiará las comunicaciones en España

Corredor Mediterráneo generará empleo y cambiará el modelo productivo del país, con apoyo del transporte, logística, servicios avanzados y nuevos sectores productivos de alto valor añadido

El Corredor Mediterráneo es la denominación que se utiliza cuando se menciona a todas las obras ferroviarias en el este de España destinadas al transporte de pasajeros y mercancías, cuyo recorrido se inicia en Andalucía, y sigue en las comunidades autónomas de Murcia, Valencia y Cataluña. El término abarca varias líneas diferentes, como son la de alta velocidad, línea convencional, línea de mercancías, y el objetivo final es unir Algeciras con el centro de Europa.

En los próximos meses las licitaciones más relevantes son las que conectan Murcia y Almería, con más de 1.800 millones presupuestados. En concreto, los tramos entre Pulpí y Almería a lo largo de casi 100 kilómetros, los que unen Sangonera y Lorca, o los de Lorca-Pulpí. En cuanto a las obras previstas para la zona de Cataluña y la Comunidad Valenciana los importes son más limitados que en la zona de Murcia y Andalucía.

Las provincias del Arco Mediterráneo cuenta con un 45% de la población de toda España y es el eje más importante de desarrollo europeo por su capacidad de generar progreso económico y de conectar los territorios del norte y sur de Europa. Un euro invertido en infraestructura en esta zona, puede multiplicarse por cinco en varios años. Actualmente en las carreteras del Mediterráneo circulan casi 2 millones de camiones, por lo que se genera un incremento de tráfico, congestión, problemas circulatorios, contaminación y accidentes. Todos estos problemas se minimizarían con el funcionamiento del Corredor Mediterráneo.

Actualmente el retraso en la construcción del Corredor Mediterráneo produce pérdidas y sobrecostes económicos importantes en la economía española, y al mismo tiempo perjudica la competitividad y la fortaleza del país. Estas prórrogas injustificadas en las obras o la lentitud con que se están llevando a cabo la construcción representan un alto coste para la economía de la zona mediterránea, y por tanto para toda España.

En economía y en política económica los tiempos son fundamentales, especialmente en las actuaciones que afectan a las infraestructuras productivas, inversiones y proyectos de largo alcance. Por ello, los ciudadanos deben exigir un mayor compromiso y rapidez en el desarrollo de las obras y de los enlaces ferroviarios. Es una necesidad la puesta en marcha del Corredor Mediterráneo, para ser un país más competitivo, generar empleo y cambiar el modelo productivo, con apoyo del transporte, logística, servicios avanzados y nuevos sectores productivos de alto valor añadido.

En apoyo a esta infraestructura, AENOA organiza en Algeciras, Almería y Valencia Jornadas Técnicas sobre el Corredor Mediterráneo, desarrollando los aspectos: el aumento de la competitividad de la economía de la zona mediterránea, oportunidades de negocios, el impulso del sector Turístico, aumento de visitantes del interior de España y de Europa, crecimiento de las exportaciones y del comercio internacional, mejora de las conexiones de los puertos y aeropuertos del Mediterráneo español y sus oportunidades logística.

Más info en http://www.corredormediterraneo.org/

 


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae