La mitad de trabajadores en España supera las 40 horas semanales

La mitad de trabajadores en España supera las 40 horas semanales

Aunque la ley establece este el máximo de horas semanales, la Encuesta de Población Activa apunta a que casi uno de cada 10 ocupados trabaja 49 horas o más, contando horas extra que nunca llegan a abonarse. La mayoría de estos ocupados cuentan con poca formación, por eso es importante “adaptar y ampliar los currículums con formación específica”, explica Esneca Business School

Un trabajador en España puede, según la ley, trabajar un máximo de 40 horas semanales. Sin contar las horas extraordinarias, que son las ‘culpables’ de que la última Encuesta de Población Activa (EPA) haya reflejado la cifra de que el 51% de trabajadores hace estas 40 horas o más de trabajo a la semana, por encima de la media extraída de todos los convenios.

Así, incluso hay un 8,3% de españoles ocupados que igualan o superan las 49 horas laborales. Unas cifras que, además, apuntan a un perfil claro de personas que trabajan tantas horas: jóvenes con poca formación, extranjeros, autónomos, empleadores y empleados de la hostelería y la construcción.

Formación, clave para la mejora de la situación
Por eso, muchos expertos apuntan a la necesidad de mejorar y ampliar los perfiles formativos de los trabajadores. “Es importante que los candidatos y empleados no dejen de complementar sus currículums con formación específica”, explican desde la escuela de negocios online líder en territorio nacional Esneca Business School.

Por otro lado, las opciones para mejorar estas situaciones mediante la formación son cada vez más amplias. Tal es el caso de este centro de negocios, donde se pueden encontrar cursos, masters y postgrados “en modalidad online y también a distancia, unas opciones que creemos pueden adaptarse a todo el mundo”, apuntan desde Esneca.

Y es que, según la propia nota publicada por el Instituto Nacional de Estadística, “La estructura del mercado laboral de los últimos años, por la situación de crisis económica y la necesidad de adaptarse a las condiciones difíciles de este mercado, ha contribuido significativamente a cambios en las jornadas laborales”. “Una situación que, por supuesto, también requiere la adaptación de los perfiles profesionales a estas nuevas exigencias”, acaban desde la escuela.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae